sábado, 11 de octubre de 2014

Más boletus


Fotografía de F. Rodríguez

Debido a que en la última salida a recoger setas había tenido tanta suerte con los Boletus reticulatus y como siguió lloviendo por aquí, esperé uno días y volví al monte por si habían salido más. Eso pensaba, pero no encontré ninguno donde había tantos la vez anterior. Estaba claro que los había recolectado todos porque si no, alguno grande y pasado tendría que haber aparecido.
Así que, seguí buscando por otros lugares y no tardé en encontrar el Clitopilus prunulus, por aquí conocida como la molinera, por su marcado olor a harina. También la llamamos la "chivata" porque donde aparece, dicen que cerca hay Boletus aereus. Pues en este caso, el dicho se hizo realidad. Casi al lado me encontré una gran cantidad de ellos. Aunque se comenta que esta especie es la más dura, es decir, que no suele ser atacada por las larvas como sus colegas el edulis, el pinícola y sobre todo, el reticulatus, en este caso falló el dicho, porque algunos estaban llenos de ellas. Está claro que mi felicidad nunca puede ser completa.
Parecía que el día iba a ser bueno por la cantidad de Boletus que pensaba recolectar, pero aquí se acabó, prácticamente la jornada, porque apenas si encontré más. Tan sólo unos pocos B. erythropus y hacia medio kg de Agaricus campester.
Lo que sí pude comprobar es que están saliendo gran cantidad de variedades de setas, algunas de las cuales pude fotografiar: Cortinarius purpurascens, bolaris...

No hay comentarios: