martes, 7 de enero de 2014

Russula torulosa


Fotografía de Juan Rodríguez

Esta especie, la Russula torulosa Bres., es muy común en nuestros pinares, en especial, en los arenosos. No es comestible debido a que su carne es dura y picante. Se puede confundir con la Russula sanguinea, de colores rojo y rosa, pero no púrpura, con la  Russula drimeia (R. sardonia) con las láminas de color amarillo limón y cuya carne reacciona con el amoniaco tomando una coloración rojiza o rosada y con la Russula queletii, que tiene el margen del sombrero ligeramente estriado.
Sombrero de 5 a 10 cm de diámetro, convexo, con el tiempo, un poco aplanado. Cutícula brillante, de color rojo púrpura o vinoso, a carmín, con el centro casi negro.
Láminas bastante apretadas, primero blancas, en la madurez, cremosas.
Pie duro y robusto, de color rojo violáceo, pruinoso y blanquecino en la base.
Carne dura, de color blanco, algo roja bajo la cutícula, de sabor picante y olor a manzana.
Recolectada en la ría de Navia.
Microscopía:
Esporas de subglobosas a ovoides, de 7-9 x 6-8 µm.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: E. Gerhardt, J. Vila y X. LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.

Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz
Web consultada:
www.fungipedia.es

No hay comentarios: