martes, 14 de enero de 2014

Russula sanguinea


Fotografía de Juan Rodríguez

Sinónimo: Russula rosacea
Esta especie, la Russula sanguinea (Bull.) Fr., es bastante común y abundante en nuestros pinares, en todo tipo de suelos y a diferentes altitudes. No es comestible debido a que su carne es muy picante, pudiendo provocar trastornos gastrointestinales, aunque en algunas zonas, creo que se utiliza como sustituto de la guindilla y la pimienta. Se identifica por el color del sombrero y del pie, por sus láminas ligeramente decurrentes y su sabor tan picante. Se puede confundir con otras Russulas de sombrero rojo como Russula lepida, de láminas blancas y pie rojizo, Russula emetica, de láminas y pie blanco, Russula drimeia (R. sardonia), Russula queletii,...
Sombrero de 4 a 10 cm de diámetro, convexo, con el tiempo, aplanado y un poco deprimido en el centro. Cutícula viscosa con tiempo húmedo, de color rojo vivo, aunque con el tiempo, o por efecto de la lluvia, se decolora con facilidad a rosa pálido.
Láminas al principio apretadas, después más espaciadas, algo decurrentes, primero blancas, en la madurez, cremosas.
Pie cilíndrico, robusto, con el tiempo cavernoso, blanquecino coloreado de rojo, con manchas amarillas al envejecer.
Carne de color blanco, rojo bajo la cutícula, de sabor picante y olor afrutado.
Recolectada en Tineo.
Microscopía:
Esporas ovoides con verrugas, de 7-9 x 6-7,5 µm.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: E. Gerhardt, J. Vila y X. LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.

Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz

No hay comentarios: