viernes, 29 de octubre de 2010

Agaricus campestris


Fotografía de Juan Rodríguez

Conocido popularmente como champiñón silvestre, el Agaricus campestris L.:Fr., es una seta que se encuentra con mucha facilidad por los prados asturianos, sobre todo cuando llegan las primeras lluvias después del verano, en septiembre e incluso en agosto. Es un buen comestible, especialmente los ejemplares jóvenes. En revuelto, salteado al ajillo, y en los guisos con carnes resulta excelente. Fue recolectado y fotografiado en Pañeda Nueva, Siero (Asturias).
Sombrero de hasta 10 cm de diámetro, de color blanco a blanquecino, liso o fibriloso, al principio hemisférico, después convexo y plano-convexo, con el margen enrollado apendiculado.
Láminas libres, rosa vivo, después pardo oscuras.
Pie de 7 x 1,5 cm, cilíndrico, atenuado en la base, de color blanco, algo algodonoso por debajo del anillo. Anillo súpero, frágil, en ocasiones fugaz.
Carne Compacta, blanca, que se vuelve un poco rosa al corte, de sabor agradable. Olor agradable también.
Recolectados el 8 de octubre de 2010 en un prado, en de Pañeda Nueva, Siero (Asturias).
Microscopía:
Esporas lisas, elipsoidales, de 6-8 x 4,5-6 µm.
Queilocistidios ausentes.
Reacción de Schäffer negativa (-).

Bibliografía consultada:
Guía de los Hongos de la Península Ibérica, Europa y norte de África: Régis Courtecuisse, Bernard Duhen.
Setas de Madrid (3 Agaricus): Sociedad Micológica de Madrid.
Leer más...

martes, 26 de octubre de 2010

Macrolepiota procera


Fotografía de Juan Rodríguez

La Macrolepiota procera (Scop.: Fr.) Singer, popularmente conocida como Apagador, Matacandelas y, por mi zona, como Parasol, es un buen comestible, probablemente el mejor de su género, que se encuentra con facilidad y que es muy fácil de reconocer. Se puede confundir con otras Macrilepiotas, como la Macrolepiota excoriata y la Macrolepiota mastoidea, también comestibles, pero se diferencia bien de la Macrolepiota venenata, tóxica, por su carne que no enrojece, el color pardo, atigretado, de su pie y porque crece aislada, nunca en grupos, de forma cespitosa. Se deben consumir sólo los sombreros, ya que el pie es duro y fibroso. Aunque se puede preparar de muchas maneras, se suele aconsejar comerla rebozada o en cachopo. Cuando el sombrero está aún cerrado, también se puede rellenar y meter al horno.
Estas setas fueron encontradas y fotografiadas en La Barganiza, Siero.
Sombrero de hasta 25 cm, umbonado con mancha parda en el centro que se fragmenta en escamas de color marrón, regulamente concéntricas.
Láminas libres, apretadas y desiguales, de color blanco al principio y después color crema.
Pie de 25 x 2 cm, fibroso y duro, ligeramente bulboso, decorado hasta el anillo por manchas pardas, sobre fondo blanco, dándole un aspecto atigretado. Anillo membranoso, doble, que podemos mover y desplazar por el pie.
Carne blanca que no enrojece. Olor agradable, a nuez.
Recolectada el 15 de octubre de 2010 en un prado de La Barganiza, en Siero (Asturias).
Microscopía:
Esporas elipsoidales, de 12-24 x 9-16 µm, con poro germinal lenticular.
Basidios de bispóricos a tetraspóricos.

Bibliografía consultada:
Guía de campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Hongos-Setas en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco, Miguel Sanz Carazo.
Hongos de España y de Europa: Ewald Gerhardt, Jordi Vila, Xavier Llimona.
Leer más...

Macrolepiota venenata

Fotografía de Juan Rodríguez

Esta especie, la Macrolepiota venenata Bon, es tóxica y se parece mucho a la Macrolepiota rhacodes, buen comestible, ya que su carne también enrojece al corte como se puede apreciar en la foto, pero a diferencia de esta, la Macroletpiota venenata tiene el bulbo de la base del pie marginado, su sombrero se descompone en anchas escamas estrelladas y aparece en grupos, en forma cespitosa, en lugares muy abonados. Otras especies parecidas y también tóxicas son la Macrolepiota rhacodes var. hortensis (Pilat) Wasser y la Macrolepiota rhacodes var. bohemica (Wichansky)Bellu et Lanzoni.
Estas setas fueron fotografiadas en un invernadero en El Berrón (Siero).
Sombrero de 15 a 30cm de diámetro, convexo, luego extendido, de color pardo rojizo oscuro sobre fondo cfremoso ocráceo, que se rompe en anchas escamas estrelladas que aparecen sólo en la parte central del sombrero y que no son concéntricas.
Lámminas de color blanco sucio a crema que al roce se manchan de color rosado mate.
Pie no muy largo con bulbo marginado, liso, blanco que enrojece al ser presionado o rascar. Anillo simple o ligeramente escamoso.
Carne blanca que tiñe de color vinoso o pardo rojizo al corte.
Recolectada en un invernadero en El Berrón, Siero, el 28 de junio de 2010.
Microscopía:
Esporas ovoides, con poro germinal truncado, de 12 x 8 µm.

Bibliografía consultada:
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Leer más...