sábado, 15 de noviembre de 2014

XXV Jornadas Micológicas de Pañeda

Fotografía de Asociación Cultural Contigo

Hace veinticinco años comenzamos la andadura. De manera constante, sin altibajos, durante todo este tiempo, celebramos las exposiciones micológicas, con la sensación del trabajo cumplido, un grupo de amigos, la mayoría de Pañeda Nueva y otros, de localidades vecinas. No es fácil mantener el nivel, incluso mejorar un poco cada año.
Estas Jornadas, nos planteamos un nuevo reto. Además de nuestros veinticinco años de experiencia, contamos con la colaboración de la Asociación Cultural CONTIGO de Noreña, para celebrar una exitosa conferencia en la Casa de Cultura de esta localidad, sobre “HONGOS tóxicos y medicinales”, a cargo del médico, micólogo y toxicólogo, Josep Piqueras.
Otra novedad fue la inclusión de dos paneles, elaborados en la Universidad de Alcalá de Henares, sobre fisiología de los hongos y hábitat de los hongos, respectivamente, muy didácticos y de hermosa presentación, que pudieron ver los asistentes a la exposición.
Además, a tono con la conferencia antes aludida, presentamos una mesa con los “Hongos medicinales, los tres hongos del emperador”: el Rheishi (Ganoderma lucidum), Shiitake (Lentinula edodes) y el Maitake (Grifola frondosa).
Además de ser noticia en todos los diarios regionales, también salimos en la TPA, gracias a la disposición favorable de la excelente profesional Mily R. Cimadevilla que quiso colaborar con nosotros en la celebración del XXV aniversario.

Fotografía de Manuel Velasco

Fueron muchas las personas que vinieron a Pañeda para ver la exposición. Más que nunca. La asistencia por la tarde fue también muy superior a la habitual.
Como siempre, nos quedaron bastantes setas sin clasificar, aunque menos que otras veces, ya que decidimos ponernos manos a la obra el sábado, desde primera hora.
El trabajo colectivo tuvo su premio, al lograr exponer un total de 357 especies, (la media anual desde 1.990 es de 351), y esta vez el periódico La Nueva España, gracias al buen trabajo de su periodista Manuel Noval Moro, dio cumplida información del evento.
Conseguimos 17 nuevas especies, recogidas y clasificadas por primera vez en la exposición, entre ellas, 5 del género Inocybe. A destacar el Boletus pinophillus de 2 kg, la enorme Langermannia gigantea, y el precioso y de considerable tamaño, Laetiporus sulphureus.

Fotografía de Manuel Velasco

Como curiosidad, este año no tuvimos el Paxillus involutus, especie mortal y muy común, tanto que es la primera exposición en la que no estuvo presente. Además, tampoco tuvimos la Aleuria aurantia, con lo que las setas expuestas en todas las exposiciones se quedan en 35.
Por géneros, hemos contabilizado 24 especies de Cortinarius, 1 nueva; 26 Lactarius, 2 nuevas; 22 Tricholomas, 1 nueva; 31 especies de Russula, 2 nuevas; 14 Inocybes, 4 nuevas; y 13 de Amanita. Llamó la atención, ya que siempre ponemos mesa aparte, la escasa cantidad de Agaricus, sólo 8.
Tras un corto paréntesis, este año, hemos vuelto a tener una visita escolar. El lunes, día 10, por la mañana, los alumnos de 3º de la ESO y 1º de Bachillerato del Palacio de Granda, tuvieron la ocasión de conocer el mundo de los hongos, un mundo desconocido para la mayoría de ellos, y que quedaron encantados con las explicaciones recibidas y, sobre todo, con el refresco y el pincho de tortilla de setas que se les dio.


Fotografía de Florentino Rodríguez
Leer más...

domingo, 2 de noviembre de 2014

XXV Jornadas Micológicas de Pañeda

Al igual que en años anteriores, el segundo fin de semana de noviembre tendrán lugar las XXV Jornadas Micológicas de Pañeda, que serán un tanto especiales, para celebrar el hecho de que son 25 años, los que de forma ininterrumpida, las venimos realizando.
A destacar, la conferencia que tendrá lugar en la Casa de la Cultura de Noreña, el viernes día 7 de noviembre, a las 20:15 h. sobre Hongos tóxicos y medicinales a cargo del Dr. Josep Piqueras.
Al igual que en años anteriores, el jueves y el viernes se recogerán setas por toda la geografía asturiana y algunas provincias limítrofes.
El sábado se dedicará a la identificación y clasificación de las setas recolectadas y colocación para la exposición, siguiendo, como ya es habitual, la sistemática de Marcel Bon.
El domingo será la exposición abierta al público de las setas y el lunes se atenderán las visitas de los colegios que lo han solicitado.
Como curiosidad, decir que el Boletus satanas que aparece en el cartel, fue encontrado en la zona de Vega de Poja, en Siero, por un alumno que asiste al curso de micología que nuestro compañero Antonio Sánchez está dando en la Casa de la Cultura de El Berrón, siendo la primera vez que lo vimos por esta zona.
Leer más...

lunes, 13 de octubre de 2014

Amanita rubescens

Fotografía de F. Rodríguez

La Amanita rubescens (Pers.: Fr.) S. F, Gray, es una especie muy común y un buen comestible, pero en crudo es tóxica, ya que contiene sustancias que destruyen los glóbulos rojos de la sangre. Para consumirla hay que quitarle su cutícula y llegar a los 70 ºC en su preparación, ya que las toxinas que contiene son termolábiles y desaparecen tras la cocción. Lo más característico de esta seta es su color vinoso en las heridas, al ser manipulada, o en las partes atacadas por las larvas.
Se la puede confundir con la Amanita pantherina, muy tóxica, pero ésta, tiene en el sombrero unas estrías muy marcadas en el margen y unas escamitas de color blanco puro. Además, su volva es diferente y su carne no enrojece como en la A. rubescens. También se la puede confundir con la Amanita spissa, cuya carne tampoco enrojece y que también es comestible.
Se encuentra con relativa facilidad. Estas setas fueron halladas y fotografiadas en La Belga, Siero.
Sombrero de hasta 15 cm de diámetro, al principio hemisférico, después convexo y finalmente aplanado, de color pardo-rojizo, con tintes amarillos y vinosos, cubierto de pequeñas escamas o verrugas,procedentes del velo general, de color blanco sucio. Margen no estriado.
Láminas blancas y libres, aunque con el tiempo manchadas de rosa.
Pie de color blanco a vinoso, especialmente en las heridas y agujeros de las larvas, con bulbo napiforme, con una volva flocosa, casi ausente por quedar adherida en el sombrero. Anillo colgante como un faldón, blanco y estriado.
Carne blanca, que enrojece al ser tocada y sobre todo en las heridas y galerías de  las larvas, de sabor agradable al principio y después amargo. Olor inapreciable.
Recolectada en La Belga, (Siero), el 7 de octubre de 2014.
Microscopía:
Esporas lisas y elipsoidales, de 7-10 x 5-7 µm.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: Ewald Gerhardt, Jordi Vila y Xavier LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Las setas: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz.
Web consultada:
www.asturnatura.com
www.fungipedia.es 
Leer más...

sábado, 11 de octubre de 2014

Más boletus


Fotografía de F. Rodríguez

Debido a que en la última salida a recoger setas había tenido tanta suerte con los Boletus reticulatus y como siguió lloviendo por aquí, esperé uno días y volví al monte por si habían salido más. Eso pensaba, pero no encontré ninguno donde había tantos la vez anterior. Estaba claro que los había recolectado todos porque si no, alguno grande y pasado tendría que haber aparecido.
Así que, seguí buscando por otros lugares y no tardé en encontrar el Clitopilus prunulus, por aquí conocida como la molinera, por su marcado olor a harina. También la llamamos la "chivata" porque donde aparece, dicen que cerca hay Boletus aereus. Pues en este caso, el dicho se hizo realidad. Casi al lado me encontré una gran cantidad de ellos. Aunque se comenta que esta especie es la más dura, es decir, que no suele ser atacada por las larvas como sus colegas el edulis, el pinícola y sobre todo, el reticulatus, en este caso falló el dicho, porque algunos estaban llenos de ellas. Está claro que mi felicidad nunca puede ser completa.
Parecía que el día iba a ser bueno por la cantidad de Boletus que pensaba recolectar, pero aquí se acabó, prácticamente la jornada, porque apenas si encontré más. Tan sólo unos pocos B. erythropus y hacia medio kg de Agaricus campester.
Lo que sí pude comprobar es que están saliendo gran cantidad de variedades de setas, algunas de las cuales pude fotografiar: Cortinarius purpurascens, bolaris...
Leer más...

viernes, 10 de octubre de 2014

Un día de suerte


Fotografía de F. Rodríguez

Como todos los días me estaban mandando watsapps, los amigos, con imágenes de las setas que recogían, sobre todo cuando eran Boletus edulis, me entró la gana en el cuerpo y fui a dar una vuelta por los alrededores, aprovechando que tenía que traer unos champiñones para acompañar en la cena.
De entrada al monte, cuando estaba intentando desenganchar la mochila donde llevo la cámara y el trípode, de un alambre de espino, casi se estrella con mi espalda un pequeño corzo que, o estaba muy despistado, o huía de algo. Ya mereció la pena la salida, porque no todos los días se tiene la oportunidad de ver tan cerca estos animalillos. Era como un adelanto de mi buena suerte, porque nada más entrar en el robledal, me encontré con unos cuantos Botetus reticulatus (aestivalis). La parte negativa es que la mayoría de ellos, o estaban pasados, o comidos, o llenos de larvas.
No me desanimé y seguí buscando, lo que permitió que encontrara la mayor cantidad de estos boletus que en mi vida había visto. De todos los tipos, grandes, medianos, pequeños.. Eso sí, la mayoría en las mismas condiciones que los anteriores.
Para rematar la jornada, mientras fotografiaba los reticulatus, una ardilla, en lo alto de un roble cercano, no dejó de contemplarme. La poca claridad del bosque y el contraluz de la imagen, no me permitió sacarle una buena foto.
Leer más...

miércoles, 8 de octubre de 2014

Empieza la temporada de otoño


Fotografía de F. Rodríguez

Hace ya varios años que las lluvias se retrasan en Asturias, por lo que septiembre se convierte en un mes, más de playa, que de setas.
Hace unos días han llegado las lluvias y han empezado a salir las setas: champiñones, macrolepiotas, boletus reticulatus, edulis...
Actualmente hay mucha variedad en los hayedos. He visto Russulas, Lactarius, Xerocomus, Leccinum, Laccarias, Amanitas, Helvellas... Sin embargo, Craterellus cornucopioides, que era lo que buscaba, muy pocos. Sólo unas pocas trompetas y rebozuelos pude encontrar para comerlas con los amigos.
Así que tendrán que conformarse con eso y algunos champiñones o lepiotas, que sí abundan por los prados, tanto de alta montaña, como de la zona central.
Es, por tanto, un buen momento para que los amantes de las setas, tanto para degustarlas como para estudiarlas, inicien su temporada alta.
Suerte, a todos.
Leer más...

lunes, 27 de enero de 2014

Agaricus matrum


Fotografía de Juan Rodríguez

El Agaricus matrum L. A. Parra, es una de las doce nuevas especies de Agaricus descubiertas por L. A. Parra,  que presenta en su segundo volumen de la obra titulada Agaricus L. (ligneo) Allopsalliota Nauta & Bas. Su nombre, está dedicado a todas las madres del mundo. En Asturias, fue encontrada por Juan Rodríguez y Santi Serrano, en Lugones, apareciendo cita y foto de ello en el libro. Por sus características, pertenece a la sección Minores, de hongos pequeños, de olor anisado, que al roce o en contacto con el aire, viran al amarillo o amarillo bermejo. Puede ser confundido con Agaricus friesianus, pero este tiene el pie bicolor, rosado en el centro y blanco en el resto, y en España nunca se ha encontrado. En Asturias, lo más fácil es confundirlo con Agaricus comtulus ya que sus caracteres morfológicos son muy similares y sólo mediante el análisis molecular se pueden diferenciar.
Sombrero de hasta 4,5 cm de diámetro, primero de color blanco y con el tiempo ocre o gris, al principio globoso o convexo, después, con el centro aplanado, liso, a veces con fibrillasde color rojizo en el centro. Amarillea al roce.
Láminas libres, apretadas, con laminillas, que van del blanco al rosa pálido y finalmente marrón oscuro.
Pie claviforme o con la base bulbosa, liso por encima del anillo y fibrilloso por debajo. Amarillea al roce, sobre todo en la base. Anillo súpero, liso en ambas caras.
Carne blanca, que se vuelve algo amarillenta en el pie. Sabor agradable. Olor anisado.
Recolectados el 29 de octubre de 2010 en Lugones, Siero (Asturias).
Microscopía:
Esporas elipsoidales, de 4,5-5,5 x 3-4 µm.

Basidios tetraspóricos.
Queilocistidios abundantes.
Reacción de Schäffer positiva (+).

Bibliografía consultada:
Agaricus L. Allopsalliota Nauta & Bas: Luis Alberto Parra Sánchez.
Leer más...

jueves, 16 de enero de 2014

Agaricus bisporus


Fotografía de Juan Rodríguez

El Agaricus bisporus var. albidus (J. E. Lange) Imbach, el champiñón denominado seta de París o champiñón de París, es una seta que no se encuentra con mucha facilidad en estado silvestre. Sin embargo, cultivada, es la que más se comercializa y consume. Nosotros la encontramos este otoño, buscando setas para la exposición de la Jornadas Micológicas, sobre un montón de estiercol vacuno. Es un buen comestible. Se utiliza mucho en guisos y con carnes, pescados y verduras. También crudo, en ensaladas, pero no es recomendable, ya que contiene, en una cantidad aproximada de 200 microgramos (μg), un compuesto de hidrazina, la agaritina, que es un carcinógeno, aunque de los estudios realizados no se han podido sacar, de momento, resultados concluyentes. Esta sustancia desaparece con la cocción. Se confunde fácilmente con el Agaricus campestris, aunque tienen el anillo diferente. Es el único Agáricus que tiene los basidios bispóricos, de ahí su nombre, por lo que microscópicamente es fácil de diferenciar del resto de los de sus género.
Sombrero de hasta 10 cm de diámetro, primero de color blanco y luego crema, globoso o convexo, al principio, después con el centro aplanado, liso o con escamas crema, sobre todo cerca del margen, que contiene restos del velo.
Láminas libres, estrechas, que van del rosa pálido al pardo oscuro.
Pie cilíndrico, atenuado en la base, de color blanco, algo rosa debajo del sombrero. Se mancha de crema al roce en la parte inferior. Anillo ínfero, estriado en la cara superior.
Carne compacta, blanca, que enrojece al corte, bajo el sombrero y en la parte inferior del pie. Sabor agradable. Olor agradable también.
Recolectados el 9 de noviembre de 2013 en un prado, en Pañeda Nueva, Siero (Asturias).
Microscopía:
Esporas lisas, elipsoidales, de 6-8 x 4,5-6 µm.

Basidios bispóricos.
Queilocistidios ausentes.
Reacción de Schäffer negativa (-).

Bibliografía consultada:
Guía de campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Setas de Madrid (3 Agaricus): Sociedad Micológica de Madrid.

Web consultada:
www.asturnatura.com.
Leer más...

martes, 14 de enero de 2014

Russula sanguinea


Fotografía de Juan Rodríguez

Sinónimo: Russula rosacea
Esta especie, la Russula sanguinea (Bull.) Fr., es bastante común y abundante en nuestros pinares, en todo tipo de suelos y a diferentes altitudes. No es comestible debido a que su carne es muy picante, pudiendo provocar trastornos gastrointestinales, aunque en algunas zonas, creo que se utiliza como sustituto de la guindilla y la pimienta. Se identifica por el color del sombrero y del pie, por sus láminas ligeramente decurrentes y su sabor tan picante. Se puede confundir con otras Russulas de sombrero rojo como Russula lepida, de láminas blancas y pie rojizo, Russula emetica, de láminas y pie blanco, Russula drimeia (R. sardonia), Russula queletii,...
Sombrero de 4 a 10 cm de diámetro, convexo, con el tiempo, aplanado y un poco deprimido en el centro. Cutícula viscosa con tiempo húmedo, de color rojo vivo, aunque con el tiempo, o por efecto de la lluvia, se decolora con facilidad a rosa pálido.
Láminas al principio apretadas, después más espaciadas, algo decurrentes, primero blancas, en la madurez, cremosas.
Pie cilíndrico, robusto, con el tiempo cavernoso, blanquecino coloreado de rojo, con manchas amarillas al envejecer.
Carne de color blanco, rojo bajo la cutícula, de sabor picante y olor afrutado.
Recolectada en Tineo.
Microscopía:
Esporas ovoides con verrugas, de 7-9 x 6-7,5 µm.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: E. Gerhardt, J. Vila y X. LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.

Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz

Leer más...

martes, 7 de enero de 2014

Russula torulosa


Fotografía de Juan Rodríguez

Esta especie, la Russula torulosa Bres., es muy común en nuestros pinares, en especial, en los arenosos. No es comestible debido a que su carne es dura y picante. Se puede confundir con la Russula sanguinea, de colores rojo y rosa, pero no púrpura, con la  Russula drimeia (R. sardonia) con las láminas de color amarillo limón y cuya carne reacciona con el amoniaco tomando una coloración rojiza o rosada y con la Russula queletii, que tiene el margen del sombrero ligeramente estriado.
Sombrero de 5 a 10 cm de diámetro, convexo, con el tiempo, un poco aplanado. Cutícula brillante, de color rojo púrpura o vinoso, a carmín, con el centro casi negro.
Láminas bastante apretadas, primero blancas, en la madurez, cremosas.
Pie duro y robusto, de color rojo violáceo, pruinoso y blanquecino en la base.
Carne dura, de color blanco, algo roja bajo la cutícula, de sabor picante y olor a manzana.
Recolectada en la ría de Navia.
Microscopía:
Esporas de subglobosas a ovoides, de 7-9 x 6-8 µm.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: E. Gerhardt, J. Vila y X. LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.

Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz
Web consultada:
www.fungipedia.es
Leer más...

sábado, 4 de enero de 2014

Boletus radicans

Fotografía de Juan Rodríguez

Sinónimo: Boletus albidus
Esta especie, el Boletus radicans Pers.: Fr., se encuentra con relativa facilidad, principalmente bajo robles y encinas, aunque también puede aparecer bajo hayas. Su nombre hace referencia a la base radicante de su pie, y su sinónimo, al color blancuzco de su sombrero. Aunque no es tóxico, tampoco es comestible por su sabor amargo. Es fácil de reconocer por el sombrero claro, los tubos amarillos y su sabor amargo. Se podría confundir con el Boletus calopus, pero éste tiene el pie rojo hacia la base con un marcado retículo. Se distingue del Boletus satanas por sus poros rojizos y su retículo rojo del pie.
Sombrero de 5 a 20 cm de diámetro, inicialmente hemisférico, después convexo, con el borde incurvado. Cutícula seca, de color blanquecino al principio, después de un beige grisáceo pálido.
Tubos amarillos, con poros también amarillos, que azulean al roce.
Pie fuerte y robusto, globoso al principio, a veces algo bulboso o claviforme, con la base radicante.
Carne amarillenta, que azulea rápidamente al corte, de sabor amargo y olor desagradable.
Recolectada en Espiniella, en Siero.
Microscopía:
Esporas amarillo oliva, fusiformes, de 10-15 x 4-6 µm.
Basidios claviformes y tetraspóricos.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: E. Gerhardt, J. Vila y X. LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.

Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza.
Web consultada:
www.asturnatura.com
Leer más...

jueves, 2 de enero de 2014

Boletus queletii

Fotografía de Juan Rodríguez

Esta especie, el Boletus queletii Schulzer, aparece, sobre todo, en bosques de caducifolios y se la encuentra con relativa facilidad. Se parece bastante, por su pie punteado y no reticulado, a Boletus erythropus, con el sombrero pardo y el pie, todo él punteado de rojo, pero se diferencia fácilmente de él por su típico rojo remolacha en la base del pie al ser cortado. No es un buen comestible, más bien mediocre, siendo necesaria una buena cocción antes de prepararlo, ya que crudo o poco cocinado puede provocar trastornos gastrointestinales.
Sombrero de hasta 15 cm de diámetro, inicialmente hemisférico, después convexo y al final casi aplanado, con la cutícula seca, aterciopelada al tacto, de color variable, de pardo anaranjado a ladrillo mate.
Tubos que viran intensamente al azul al ser rozados, de color amarillo al principio, luego anaranjados y al final rojizos, manteniendo el color amarillo junto al borde del sombrero, como se aprecia en la fotografía.
Pie cilíndrico, algo radicante, poco punteado, de color amarillo en la parte superior y rojo en la base.
Carne de color amarillo, aunque en la base del pie, presenta u color rojo remolacha, característico. Azulea intensamente al corte. Sabor amargo y olor afrutado.
Recolectada en Pañeda, Siero.
Microscopía:
Esporas lisas, elípticasfusiformes, de 11-16 x 5-7 µm.
Basidios claviformis, tetraspóricos de 20-33 x 10-12 µm.


Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: Ewald Gerhardt, Jordi Vila y Xavier LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz.
Web consultada:
www.asturnatura.com
www.fungipedia.es 
Leer más...