martes, 5 de abril de 2011

Amanita crocea

Fotografía de Juan Rodríguez

La Amanita crocea (Quél.) Singer, es una especie que pertenece a la sección de las Amanitopsis, formada por especies que no tienen anillo. Es un buen comestible, pero en crudo es tóxica, por lo que debe cocinarse para poder comerla, ya que su toxicidad desaparece con la temperatura alta. Es una seta muy llamativa por su colorido y se encuentra con relativa facilidad. Estas setas fueron halladas y fotografiadas en La Belga, Siero.
Sombrero de hasta 10 cm de diámetro, al principio ovoide, después convexo y finalmente extendido, de color anaranjado, con estrías en el margen y casi nunca con restos de la volva, que pierde rápidamente.
Láminas blancas y libres, con laminillas intercaladas.
Pie alto, cilíndrico, algo más estrecho por arriba, de color blanco que se cubre con pequeñas escamas de color amarillo anaranjado, con una volva en forma envolvente, en forma de saco, de color blanco. Sin Anillo.
Carne blanca, anaranjada bajo la cutícula, de sabor suave. Olor débil.
Recolectada en La Belga, (Siero), el 9 de agosto de 2009.
Microscopía:
Esporas redondeadas, no amiloides, de 11-12,5 x 9-10 µm.


Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: Ewald Gerhardt, Jordi Vila y Xavier LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz.
Web consultada:
www.asturnatura.com
www.fungipedia.es 
Leer más...