viernes, 30 de diciembre de 2011

Marasmius oreades

Fotografía de Juan Rodríguez
Este año que finaliza no ha sido un buen año de setas en lo que a mí respecta. Por un lado, la falta de tiempo para salir a buscarlas, y por otro, la sequía del otoño -no llovió hasta la última semana de octubre-, hizo que apenas recolectara unas pocas para probarlas. Sé, sin embargo, que la última quincena de noviembre fue buena y la primera de diciembre, hasta el inicio de las heladas, también. Una de las especies que abundó en estas fechas fue la senderuela, o "seta de carrerilla". Una seta muy bien valorada y que, sin embargo, se recolecta poco, tal vez porque es una seta poco carnosa y compite, en época, con otras de mayor tamaño. Sale también en primavera y a mí me salvó la situación, en un compromiso para unas tortillas de setas de San Jorge, Calocybe gambosa, que no pude recolectar y sustituí por senderuelas. Nadie notó la diferencia. Crece en los prados formando grandes corras y es de fácil recogida al encontrarse en grandes cantidades y de sencilla conservación secándolas, por medio del calor o simplemente enristradas con un hilo y secadas como los pimientos. Sombrero de hasta 7 cm de diámetro, de color pardo, avellana o cremoso, al principio convexo y campanulado, después aplanado, con un ligero mamelón en el centro, de color más oscuro y con el margen lobulado y con estrías.
Láminas distantes, de color crema.
Pie alto, de hasta 6 cm, fibroso y tenaz, pudiendo retorcerse sin que rompa, de color parecido al del sombrero. Sin Anillo.
Carne blanquecina, de sabor dulce. Olor agradable a almendras.
Recolectada en Fuentespino, (Noreña),  el 15 de octubre de 2010.
Microscopía:
Esporas elípticas, de 8-10 x 5-6 µm.


Bibliografía consultada:
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Las setas (IBERDUERO): Ramón Mendaza Rincón de Acuña, Guillermo Díaz Montoya.
Leer más...

martes, 29 de noviembre de 2011

XXII Jornadas Micológicas

A las 12 horas del día 6 de Noviembre de 2.011 se abrió oficialmente la exposición al público. Culminamos así la 22ª Exposición Micológica de Pañeda. Los visitantes fueron tan numerosos como siempre, y hemos de destacar la presencia de Antonio Trevín, ex Delegado del Gobierno, que había prometido asistir, y al que tuvimos ocasión de explicar la sistemática y peculiaridades de la exposición, tal y como nos había solicitado.
El escaso tiempo que tenemos para determinar correctamente cada una de las especies que se exponen, empezamos a clasificar a partir del sábado a las 16 horas, hace que siempre nos queden algunas sin identificar, pendientes de un posterior estudio, microscopio incluido. No obstante, el trabajo colectivo tuvo su premio al lograr exponer un total de 321 especies, a pesar de la sequía, que sólo nos abandonó pocos dias antes de la exposición. Desde 1995, siempre expusimos más, pero las exposiciones de este año, en Asturias, no pasaron de las 200.
Estos últimos días de lluvia salvaron la recolecta en Asturias, no así en León, que nos aporta cada año más de 50 especies diferentes de las asturianas y de donde volvimos practicamente de vacío; así, nos quedamos sin los Tricholomas portentosum, terreum, equestre y scalpturatum, por ejemplo. Conseguimos 31 nuevas especies, recogidas y clasificadas por primera vez en la exposición, destacando el Buchwaldoboletus lignicola, especie muy rara.

Miembros de la Sociedad Micológica de Pañeda con el delegado del Gobierno
asturiano, el alcalde de Siero y el concejal de obras

Entre las especies destacadas, las mortales Paxillus involutus, Galerina marginata, Lepiota brunneolilacea, Lepiota josserandi y la imprescindible Amanita phalloides. Por géneros, hemos contabilizado  14 especies de Cortinarius, 1 nueva; 12 Lactarius, 1 nueva; 11 de Tricholoma; 18 especies de Russula, 1 nueva; y 11 Agaricus.
Como curiosidad, debido a la aludida sequía que retrasó la aparición de algunas especies, nos faltaron por primera vez: Lactarius plumbeus (necator), Russula torulosa, Stropharia aeruginosa, Agaricus Albertii (macrosporus) y Amanita junquillea (gemmata). Ello hace que sólo 37 especies, hasta este año eran 42, estuvieran presentes en todas las exposiciones.
 Este es un esquema de la exposición:
Mesa nº 2:
resto Tricholomatales, Pluteales, Cortinariales, Agaricales (resto de setas con láminas) (Órdenes)
Mesa nº 1:
Boletales (setas con poros), Russulales, Tricholomatales (setas con láminas) (Órdenes)
 La entrada es por aquí < < <
Mesa nº 3: setas con formas diversas, Gasteromycetideae, Aphyllophoromicetydeae, Auriculariomycetideae, los Ascomycetes (Clase): Pezizomycetidae, Pyrenomicetideae (Subclases) y, por fin los Myxomycetes (Clase).
Mesa Agaricus
Mesa tóxicas
MUY IMPORTANTE
Mesa novedades del año

Como curiosidad y a título comparativo:
“Se celebró la XXXIX Exposición de Hongos de Madrid con presentación de más de 250 especies a pesar de lo tardio de las lluvias de otoño”. Reseña de la Sociedad Micológica de Madrid, de la exposición del año 2.011.


Antonio Sánchez
Leer más...

viernes, 1 de julio de 2011

II Curso de Microscopía Micológica

En Quintanar de la Sierra (Burgos) se ha celebrado, el pasado mes de junio, el II Curso de Microscopía Micológica, contando con la colaboración de Santi Serrano, nuestro amigo de la Sociedad Micológica de Pañeda, en el tema relacionado con la fotografía adaptada a la microscopía micológica. El curso comenzó con una charla sobre los "Productos Químicos en Micología" a cargo de Nino Santamaría Rodríguez. Estas actividades fueron acompañadas, además, de salidas diarias al campo para recoger y fotografiar las muestras que luego se utilizarían en el laboratorio. También participó Luis A. Parra, micólogo especializado en el género Agaricus, quien ofreció una breve e interesante charla sobre "Microscopía de Agaricus" , continuándose con una interesante ponencia de Santi Serrano sobre "Fotografía a través del microscopio" y otra de Nino Santamaría sobre "Programas de interés en micología", en las que se pudo aprender y aclarar dudas sobre la fotografía digital adaptada a la microscopía y los diversos programas informáticos que se pueden utilizar para procesar las imágenes y los datos obtenidos.
Más información sobre el tema en la página web: 
II Curso de microscopía micológica de Quintanar de la Sierra
Leer más...

jueves, 26 de mayo de 2011

La seta de primavera

Seta de primavera - Seta de San Jorge (Calocybe gambosa)

¿Una luz para la esperanza, o sólo una casualidad? Esta temporada, después de bastantes años improductivos, he vuelto a coger setas de primavera, Calocybe gambosa, por mi zona, es decir, en Pañeda (Siero). Hace años que me pregunto si no podrían volver a salir estas codiciadas setas, puesto que las causas que, en mi modesta opinión, contribuyeron a su desaparición, ya no existen. Me estoy refiriendo a los abonos químicos, la contaminación atmosférica y el exceso de recolectores que impedían que crecieran y consecuentemente, que se reprodujeran (esporaran).
Como ya he dicho, este año he recolectado setas en Pañeda, y no sólo eso, me ha salido un setal, una corra, al lado de casa, donde tiraba los restos de estas setas después de limpiarlas y que había recolectado por otras zonas, exactamente por la cordillera, en los límites con León. Ya sé que no tiene ningún rigor científico, que puede ser fruto de la casualidad, de un año favorable para esta especie, pero lo cierto es que ha ocurrido.


Corra de setas de primavera

Como tampoco fue una cantidad muy grande las que encontré en el pueblo, tan sólo para la prueba, he vuelto a probar fortuna por zonas calizas de la cordillera y he vuelto a tener suerte, aunque con unos días de retraso, razón por las que algunos ejemplares estaban agusanados y no pude aprovecharlos, y otros estaban secos y cuarteado su sombrero, pero no me quejo. He vuelto a disfrutar con una corra que tenía unos tres kg, no todas aprovechables como ya he dicho, pero el objetivo de los que compartimos este sábado de búsqueda, se cumplió con creces ya que recolectamos suficientes para cada uno.
Leer más...

martes, 5 de abril de 2011

Amanita crocea

Fotografía de Juan Rodríguez

La Amanita crocea (Quél.) Singer, es una especie que pertenece a la sección de las Amanitopsis, formada por especies que no tienen anillo. Es un buen comestible, pero en crudo es tóxica, por lo que debe cocinarse para poder comerla, ya que su toxicidad desaparece con la temperatura alta. Es una seta muy llamativa por su colorido y se encuentra con relativa facilidad. Estas setas fueron halladas y fotografiadas en La Belga, Siero.
Sombrero de hasta 10 cm de diámetro, al principio ovoide, después convexo y finalmente extendido, de color anaranjado, con estrías en el margen y casi nunca con restos de la volva, que pierde rápidamente.
Láminas blancas y libres, con laminillas intercaladas.
Pie alto, cilíndrico, algo más estrecho por arriba, de color blanco que se cubre con pequeñas escamas de color amarillo anaranjado, con una volva en forma envolvente, en forma de saco, de color blanco. Sin Anillo.
Carne blanca, anaranjada bajo la cutícula, de sabor suave. Olor débil.
Recolectada en La Belga, (Siero), el 9 de agosto de 2009.
Microscopía:
Esporas redondeadas, no amiloides, de 11-12,5 x 9-10 µm.


Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: Ewald Gerhardt, Jordi Vila y Xavier LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz.
Web consultada:
www.asturnatura.com
www.fungipedia.es 
Leer más...

lunes, 28 de marzo de 2011

Amanita porphyria

Fotografía de Juan Rodríguez

La Amanita porphyria Alb. & Schweib.:Fr., es bastante parecida, en su forma, a la Amanita citrina, sobre todo su volva, pero con el color del sombrero pardo purpúreo. Al igual que la Amanita citrina, contiene bufotonina, el veneno de los sapos, por lo que se trata de una especie ligeramente venenosa y cuya toxicidad desaparece con las altas temperaturas, aunque no es aconsejable su consumo por su baja calidad culinaria.
Estas setas fueron encontradas y fotografiadas en Valgrande, Pajares.
Sombrero de 4 a 8 cm de diámetro, pronto extendido, de color pardo purpúreo, a menudo con restos del velo de color gris violeta que pueden desaparecer con la lluvia, sin estrías en el margen.
Láminas blanquecinas y libres.
Pie esbelto, del mismo color que el sombrero, casi cilíndrico, aumentando su grosor hacia la base, con bulbo como Amanita citrina, marginado, con restos membranosos de la volva. Anillo blanquecino, teñido de violeta gris, colgante y frágil.
Carne blanca, violácea bajo la cutícula. Olor desagradable, como Amanita citrina, a patatas crudas o rábanos.
Recolectada en Valgrande (Pajares), Lena, el 30 de octubre de 2009.
Microscopía:
Esporas blancas, amiloides, de 7 x 10 µm.

Bibliografía consultada:
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Hongos de España y de Europa: Ewald Gerhardt, Jordi Vila, Xavier Llimona.
Leer más...

jueves, 24 de marzo de 2011

Amanita phalloides

Fotografía de Juan Rodríguez

Esta especie, la Amanita phalloides (Fr.) Link, debería ser conocida por todas aquellas personas que tengan afición a buscar setas para consumirlas. Posee volva, anillo y láminas blancas; sombrero y pie separables. Está entre las más venenosas y mortales y es, sin duda, la más peligrosa teniendo en cuenta el número de víctimas que ha causado. Es una seta esbelta, con la forma típica de pie y sombrero, por lo que no encierra sospecha para el aficionado novato, y además, es bastante abundante. Las sustancias venenosas que contiene no son afectadas por el secado ni por la cocción. Los primeros síntomas de intoxicación, al consumirla, tardan mucho en aparecer, entre 8 y 40 horas, y en una fase inicial son gastrointestinales, vómitos, diarreas..., para posteriormente atacar órganos vitales como el hígado y luego el riñón y corazón. A pesar de los avances habidos en la medicina, un porcentaje bastante elevado de los intoxicados, muere.
Estas setas fueron fotografiadas en La Belga (Siero).
Sombrero de 5 a 10cm de diámetro, al principio ovoide y convexo, luego extendido, de color amarillo verdoso, a menudo con estrías radiales de color verde oliva, sin restos del velo blanquecino y sin estrías en el margen.
Láminas libres, algunas más cortas y truncadas entremezcladas con las otras.
Pie esbelto, blanquecino con zonas verdosas jaspeadas, casi cilíndrico, aumentando su grosor hacia la base, donde posee una volva membranosa, sacciforme, de color blanco puro que suele estar hundida en el suelo. Anillo blanquecino, membranoso, colgante y algo estriado por arriba.
Carne blanca, de sabor dulzaino. Olor parecido al de la miel, luego desagradable.
Recolectada en La Belga, Siero, el 23 de octubre de 2009.
Microscopía:
Esporas blancas, amiloides, de 9 x 8 µm.

Bibliografía consultada:
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Manual para buscar setas: Mariano García Rollán.
Hongos de España y de Europa: Ewald Gerhardt, Jordi Vila, Xavier Llimona.
Leer más...

lunes, 28 de febrero de 2011

Agaricus bitorquis


Fotografía de Juan Rodríguez

El Agaricus bitorquis (Quél.) Sacc., es un especie fácil de indentificar por su anillo ínfero y doble, el primero, cerca de la base, parece un reborde alrededor del pie, y el segundo, hacia el medio, envainador, amplio y membranoso. A pesar de que es una seta dura, capaz de levantar el asfalto de una carretera, es un buen comestible. Estos ejemplares fueron recolectados y fotografiados en la playa de Sagó, en el concejo de Gozón, el 8 de diciembre de 2009, bajo eucaliptos.
Sombrero de 5-12 cm de diámetro, inicialmente globoso, después convexo con el centro plano, blanco, liso, a menudo cubierto de tierra y con el margen involuto.
Láminas libres, apretadas, con laminillas intercaladas, primero blanquecinas, después rosadas y finalmente pardo chocolate, con la arista blanquecina.
Pie blanco, cilíndrico, robusto y grueso, a menudo profundamente hundido en el suelo. Anillo doble, ínfero y envainador.
Carne dura, blanca, que al corte cambia con lentitud a rosa, sobre todo en el pie. Olor débil, fúngico, agradable.
Recolectadas en la playa de Xagó, en Gozón (Asturias), bajo eucaliptos el 8 de diciembre de 2009.
Microscopía:
Esporas de anchamente elipsoidales a subglobosas, de 5,5-6,5 x 4,5-5 μm, de color marrón oscuro.
Basidios Tetraspóricos, de cilíndricos a claviformes, con esterigmas de hasta 4 μm.
Queilocistidios muy abundantes.
Reacción de Schäffer negativa (-).

Bibliografía consultada:
Agaricus L.: Luis Alberto Parra Sánchez.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco, Miguel Sanz Carazo.
Leer más...

sábado, 26 de febrero de 2011

Agaricus bernardii


Fotografía de Juan Rodríguez

Estas setas de la especie Agaricus bernardii Quél., fueron encontradas y fotografiadas en Noreña, bajo un ciprés. Crece tanto en pequeños grupos, como en grandes corras con numerosos ejemplares, preferentemente en prados cercanos al mar, aunque también se ha encontrado en zonas de montaña. Es un comestible poco apreciado, debido, tal vez, a su desagradable olor.
Sombrero de 6-15 cm de diámetro, inicialmente globoso, después convexo, blanco o blanco grisáceo, resquebrajdo, sobre todo en el centro, con el margen involuto y estriado inferiormente.
Láminas libres, apretadas, con laminillas intercaladas, primero blanquecinas, después rosa pálido y finalmente casi negras, con la arista blanquecina.
Pie blanco, cilíndrico, con la base más estrecha. Anillo ínfero, un poco envainador.
Carne blanca que al corte cambia a rojo en el sombrero y naranja en el pie, finalmente rojizo. Olor desagradable como a pescado.
Recolectadas bajo un ciprés, en Noreña (Asturias).
Microscopía:
Esporas de elipsoidales a subglobosas, de 6-8 x 4,5-6,5 μm.
Basidios Tetraspóricos, claviformes o ligeramente truncados, con esterigmas de hasta 4 μm.
Queilocistidios abundantes, cilíndricos o fusiformes.
Reacción de Schäffer negativa (-).

Bibliografía consultada:
Agaricus L.: Luis Alberto Parra Sánchez.
Guía de campo de los hongos de Europa: Marcel Bon.
Leer más...

martes, 22 de febrero de 2011

Agaricus devoniensis


Fotografía de Juan Rodríguez

Agaricus devoniensis P. D. Orton, es una especie que fructifica en grupos de pocas setas, generalmene en dunas o zonas cercanas a la costa, aunque en España ya ha sido citada en zonas arenosas del interior de la península. Es una especie difícil de encontrar pero que ya ha aparecido por muchas zonas de la costa atlántica y mediterránea. Los ejemplares de la fotografía fueron encontrados en la playa de Xagó, en el concejo de Gozón (Asturias).
Sombrero de 2-7 cm de diámetro, inicialmente globoso, con la superficie fibrillosa sedosa, luego hemisférico y finalmente aplanado, con el centro, a veces, hundido o ligeramente deprimido, liso y de color blanco, a veces con tonos grises o manchas ocráceas en los ejemplares maduros y con el margen muy apendiculado.
Láminas libres, apretadas, primero gris rosadas, al final pardas, con la arista blanquecina.
Pie cilíndrico, claviforme o ligeramente bulboso, blanco, liso, fibrilloso o cubierto por varias bandas transversales procedentes del velo general, por debajo del anillo. Anillo ínfero, frágil y armila difractada en anillos blanquecinos, a modo de brazalete.
Carne blanca, al corte se vuelve rosa. Olor débil, fúngico, no desagradable.
Recolectados el 8 de diciembre de 2009 en las dunas de Xagó, Gozón (Asturias).
Microscopía:
Esporas de elipsoidales a subglobosas, de 6-7 x 4,5-5,5 μm.
Basidios Tetraspóricos, claviformes, de 20-28 x 7-9 μm.
Queilocistidios numerosos, erectos, con elemento terminal claviforme, piriforme o elipsoidal, de 15-40 x 8-15 μm.
Reacción de Schäffer negativa (-).

Bibliografía consultada:
Agaricus L.: Luis Alberto Parra Sánchez.
Guía de campo de los hongos de la Península Ibérica, Europa y norte de África: Régis Courtecuisse, Bernard Duhen.
Leer más...

jueves, 10 de febrero de 2011

Agaricus lanipes


Fotografía de Juan Rodríguez

Agaricus lanipes F. H. Moeller & Jul. Schäff, es una de las especies de este género cuya carne enrojece y que tiene una característica muy especial, por inusual en este grupo, el amarilleamiento superficial y olor anisado que tiene en la base del pie, donde presenta una zona escamosa procedente de restos del velo y con un rizoide bastante evidente. También es característica la reacción de Schäffer positiva solo en la superficie del pie que amarillea. Es una especie rara. Fue encontrada y fotografiada en el parque de Lugones, en Siero.
Sombrero de 5-10 cm de diámetro, inicialmente hemisférico, luego convexo aplanado, con el centro a menudo hundido o ligeramente deprimido y cubierto de escamas fibrillosas, de aspecto lanudo, de color pardo rojizo.
Láminas libres, primero rosadas, al final marrón oscuro, con la arista estéril más clara.
Pie corto, cilíndrico, algo mazudo, con una zona por debajo del anillo de restos membranosos, escamosos, de color marrón oscuro que amarillea al tacto, desprendiendo un fino olor a almendras o anisado. Anillo alto, amplio, membranoso, en la parte superior con algunas fibrillas o escamillas blancuzcas.
Carne blanca, al corte rojiza sobre todo en la zona alta del pie y sombrero. En la base del pie amarillea. Olor agradable, en la base del pie a almendras o anisado.
Recolectados el 29 de octubre de 2010 en el parque de Lugones, Siero (Asturias).
Microscopía:
Esporas elípticas, de 6-8 x 4,5-5 μ.
Basidios Tetraspóricos, clavados, de 22-28 x
6-8 μ.
Cistidios numerosos y polimorfos, sobre todo
clavados o anchamente clavados, subglobosos, esfero-pedunculados, septados, de 18-35 x 8-15 μ.
Reacción de Schäffer negativa (-) en todo el carpóforo, salvo en la zona del pie que amarillea donde es claramente positiva (+).

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: Ewald Gerhardt, Jordi Vila, Xavier Llimona.
Guía de campo de los hongos de Europa: Marcel Bon.
Leer más...