domingo, 31 de enero de 2010

A setas por Asturias


En esta época de parón invernal en las salidas a setas, toca reflexionar sobre la temporada pasada y consecuentemente acabamos valorando si fue un buen año o si, por el contrario, el grado de satisfacción fue bajo. Tardaron en llegar las lluvias del otoño y la primavera cada vez se está poniendo más difícil. La seta por excelencia de esta época del año, calocybe gambosa, a la que llamamos simplemente seta de primavera, en la costa y zona central de Asturias es muy escasa, prácticamente no hay, y por consiguiente, para su recolección, todo el mundo va al interior, a la cordillera, con lo cual la masificación está creando un problema. Así las cosas, es fácil que sin que uno se dé cuenta se ponga a pensar en tiempos pasados, que lógicamente fueron mejores, lo que me trajo el recuerdo de cuando a Tino, nuestro compañero y amigo de la Sociedad Micológica de Pañeda, buscando la mencionada seta de primavera le salió por sorpresa un oso que felizmente sesteaba escondido en un matorral. Si os fijáis en la foto, es perfectamente visible. No hay ningún trucaje.
No es frecuente que ocurran estas cosas, sobre todo con esta especie, que también corre peligro de desaparecer, pero esta vez ocurrió y, por especial, creo necesario publicar. Yo nunca he tenido esa suerte, de encontrarme con un oso, pero sí con animales de otras especies: raposos, jabalíes, corzos, venados, ardillas, arceas, perdices y algún que otro susto con alguna serpiente. Y es que andando a setas por Asturias, pueden ocurrir estas cosas.

9 comentarios:

jorapavi dijo...

Me imagino el momento emoncionante del encuentro con este animal, enhorabuena por el feliz hallazgo, saludos

TCR63 dijo...

Debe ser una sensación explendida
Estupendo amigo

ANA BALIÑAS dijo...

Mamma mia! A nosotros, en un barco de vela en ría de Vigo, nos salió una vez una ballena. El patrón se tiró al mar a nadar de la alegría.

Si veo un oso, yo me quedaría quieta. Si se acerca, digan lo que digan las pelis, yo me largo.

Donde vivo, antes había osos. es flipante pensarlo. Sólo han pasado unos doscientos-trescientos años desde su desaparición.

Imposible hoy, supongo, que vuelvan a comunicarse la fauna de norte y sur de península.
Una putada... haber abierto ellos todos esos caminos serranos y ahora parecer Asturies y esto tan lejos...

¿Cómo se dice "gracias" por vuestra zona"
Un cordial saludo.
ana

ANA BALIÑAS dijo...

Ah, y las setas no se llevan bien tpc con la contaminación humana, ¿No?

Florentino Rodríguez Díaz dijo...

La contaminación está reñida con la naturaleza y las setas forman parte de ésta. Donde vivo abundaba la "seta de primavera" (Calocybe gambosa, antes Tricholoma Georgii) y en la actualidad no hay ninguna. Aparte de ser una seta muy buscada y que no dejaban crecer y por tanto, esporar, para reproducirse, creo que los abonos químicos que se echaban a los prados en febrero y dado que ella sale en primavera, también contribuyeron a su desaparición en esta zona.

Abel dijo...

Hola soy un chico de Avilés y bastante aficionado a la micología, pero tengo un problema, y es que nunca sali a por setas por Asturias ya que lo hice durante mi época de estudiante en Ponferrada. El caso es que hace un tiempo salí por aquí a dar una vuelta pero no vi nada, solo una estraña seta que por lo visto es procedente de Australia, ya que en los alrededores de Avilés lo mas habitual son los eucaliptales. Me gustaria que alguien me recomendara alguna zona que no estuviera muy lejos de Aviles y en la que pudiera ver algo.
Un saludo y muy buena la foto del oso.

Florentino Rodríguez Díaz dijo...

Ahora, en el verano y con esta seca, no es un buen momento para ir a setas. Hay que esperar las lluvias, que si son en abundancia, a finales de agosto y principios de septiembre, llenarán los prados de agáricus (champiñones) y los hayedos de la cordillera de gran variedad de setas. Por cierto, el afortunado de la foto que se encontró el oso, vive en Avilés.

Anónimo dijo...

Hola, soy aficionado a la montaña pero nunca he ido a coger setas... ¿qué necesito? ¿necesito licencia? ¿dónde encuentro las normas? gracias.

Florentino Rodríguez Díaz dijo...

En Asturias, de momento, no hay licencias, así que lo único que necesitas es un cesto de mimbre o similar, una navaja y ser respetuoso con la naturaleza recogiendo sólo las que vayas a comer y/o estudiar.